Pulgas

Las pulgas son insectos hematófagos ápteros de amplia distribución, cuyas picaduras causan irritación no solo al hombre sino también gatos, perros, cerdos, conejos, ratas y muchos otros animales.
La pulga, a diferencia de otras plagas domésticas, es un parásito, lo que significa que para vivir necesita de otro ser vivo del cual se alimenta durante su existencia.

Las pulgas adultas mantienen una asociación (parasitismo) con su huésped preferido : el gato, perro, ratas y otros mamíferos.

Las pulgas tienen una metamorfosis completa. Las hembras pueden depositar los huevos, blancos, en el animal o sobre el piso de los recintos infestados, pero el desarrollo de las larvas, se realiza solamente en materia orgánica seca sobre la tierra o el piso. En dos semanas o más hilan capullos de seda, dentro de los cuales se transforman en pupas; los adultos emergen en el transcurso de una semana o más.

Las pulgas adultas recién aparecidas pueden vivir varios meses sin alimentos.
Esto explica el hecho de que las personas que tienen mascotas con frecuencia ven su hogar densamente infestado con pulgas cuando regresan después de una larga ausencia.

Son vectores importantes en la transmisión de la bacteria que produce la peste bubónica, y actúan como hospedantes intermediarios de las tenias de los perros y de los roedores, que ocasionalmente parasitan al hombre, y actúan de la misma manera en el caso de la dirifilaria, que infesta masivamente en el corazón del perro. La pulga oriental de la rata, es un vector en la dispersión del tifus murino o endémico de las ratas al hombre.

Hay muchas especies de pulgas, pero además de las especies propias de gatos, perros, de roedores o aves, hay una sola adaptada a las vellosidades humanas.

Control : Un mayor asesoramiento y la mejor opción de éxito en el tratamiento que requiera, ProAmb se lo garantiza. - contacte con nosotros -